Una de Mermelada de la Buena, La Vieja Fábrica Cremosa



Llegar el frío y que en las cenas, apetezca tomar un buen trozo de pan tostado, con una poquita de mantequilla y sobre ella, una buena capa de mermelada, es todo uno.
Y como al fin, llegó ese frío ansiado, hemos aprovechado para cenar de esta forma tan rápida, informal y sana, sobre todo desde que hemos descubierto la nueva gama de mermeladas Cremosas que, desde La Vieja Fábrica, elaboran de forma tradicional.
Fue curiosa la sorpresa de mi marido al ver esa textura, distinta para nosotros y es que es una mermelada sin trozos de fruta que en casa no gustan, por supuesto ni una sola semilla se veía por allí, un sabor inconfundible.
A mi además de lo anterior, me encantó la textura, tan Cremosa y tan fácil de untar, una gozada para preparar nuestras cenas pero también desayunos y meriendas especiales.
Nosotros probamos la de fresa pero deseando estoy tener en mi poder la de frutas del bosque o la de melocotón (Que rica) o la de ciruela pero loca estoy con comprar la de mango...
Además en un frasco con una cantidad ideal para cualquier casa, que no quede por ahí un resto de mermelada perdido en el frigorífico, con un peso de 350 gr, ideal ideal.
Y vosotros ¿La habéis probado ya?
mermelada-vieja-fabrica

Etiquetas: